Recomendado

Chanchadas

Esta novela, también traducida como Marranadas, relata en primera persona la vida de una joven, dependiente de una perfumería. Progresivamente sufre una transformación: su cuerpo, sus deseos y su comportamiento van camino a ser los de un cerdo.

La autora, Marie Darrieussecq, es una francesa que alcanzó la fama tempranamente gracias a su primera novela, Truismes. Alfaguara la publicó en español con el título de Chanchadas; posteriormente apareció como Marranadas bajo el sello editorial de Anagrama. Esta publicación le permitió a la autora ser finalista del Premio Goncourt en el año 1996. La novela se tradujo a más de una treintena de idiomas. El éxito para la autora fue tan abrumador que renunció a ser profesora de literatura para dedicarse a tiempo completo a la escritura. Como resultado de esta decisión, en sus pocos años de trayectoria como escritora ha cosechado una prolífera producción literaria. Aparte de esto, se dedica a la traducción literaria, en especial de los clásicos del latín.

El lector seguramente hará una asociación directa entre esta novela y La Metamorfosis de Franz Kafka. El parentesco es evidente: un hombre que se convierte en algo parecido a un insecto; una joven que se convierte en un cerdo. Sin embargo, a pesar de la patente deuda, la novela de Marie Darrieussecq se desprende de este vínculo. De esa manera, busca su propio camino hasta conseguir lo que pretende y merece. No hay necesidad de leer previamente la novela de Kafka para comprender a esta.

En sus primeros días, al menos en el mundo hispanoamericano, la novela traía una etiqueta que advertía al lector de que Chanchadas podía herir susceptibilidades. Nada más alejado de la verdad. Darrieussecq ataca a muchos de los valores que la sociedad contemporánea ha instituido como vitales y primordiales para el ser humano. Me refiero a la cultura a la higiene, el culto al buen cuerpo. La tendencia de la televisión por acaparar todo lo que puede llamar la atención del público; la tendencia fashion, que dictamina quién luce bien y quién no de acuerdo a la dictadura de la moda y, finalmente, la cultura light.

El mensaje está claro: la metamorfosis en un cerdo implica la anulación inmediata e incondicional del ser humano en la sociedad actual. Lo que se busca son cuerpos atractivos (si son atléticos, mejor) y que estén siempre a la vanguardia de la moda. De este modo, aquel que no posea estas condiciones queda fuera de la sociedad. Es como decir: “gordos y gordas, no son parte de este mundo pues están excluidos de su condición de seres humanos por tener sobrepeso”.

Sin embargo, la novela no está hecha para dictaminar y sentenciar la exclusión de aquellos que puedan sentirse afectados. Por el contrario, Darrieussecq lleva la situación al extremo; en ese desdibujo de nuestro mundo, exhibe los defectos del mismo para satirizarlo, y a través de la sátira, criticarlo.

Por otra parte, la novela de Darrieussecq también enfatiza en la oportunidad del autodescubrimiento del ser humano; en la autoaceptación, como única salida posible al no encajar en los cánones estéticos imperantes; y con eso mismo, encontrar una manera de vivir con algo de felicidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.