Recomendado

Africanus: el hijo del cónsul

Uno de los momentos claves de la Historia es la Segunda Guerra Púnica; existen ciertos detalles que podrían haber cambiado el mundo tal como lo conocemos. Africanus: el hijo del cónsul es la primera novela de una trilogía dedicada a este tema; y, en especial, a las figuras de Publio Cornelio Escipión y Aníbal Barca, junto a sus contemporáneos más relevantes.

Santiago Posteguillo es el autor de esta monumental trilogía. Es español de nacimiento y experto en filología clásica. Sus conocimientos aparecen reflejados en la elaboración de otras novelas sobre la Antigua Roma; como la trilogía sobre el Emperador Trajano y la más reciente novela Yo, Julia, que le hizo ganador del Premio Planeta. Además, cuenta con otros libros en los que recoge las anécdotas e historias oscuras de la literatura universal.

Hacia finales del siglo III a.C., Cartago tenía en jaque a Roma. El artífice de la situación era uno de los más brillantes estrategas militares de todos los tiempos, Aníbal Barca. Este militar, de modo imparable, había logrado alianzas con los pueblos númidas, celtiberos y galos, incorporando sus guerreros a su mando. Luego, consiguió afianzar el poder cartaginés en Hispania, cruzó los Alpes y venció a los romanos las batallas de Tesino, Trebia, Trasimeno y Cannas.

Entonces, Roma se encontraba en una crisis como nunca antes. Muchos cónsules, senadores, patricios y ciudadanos romanos morían en los campos de batalla o emboscadas. Nadie podía detener a los comandados por Aníbal. El destino de Roma parecía caminar hacia un espacio pequeño en la Historia Universal. Sin embargo, en el seno de una familia patricia romana, nacería Publio Cornelio Escipión, recordado por el apodo de Africanus. Él estaba destinado a cambiar la suerte de Roma.

Africanus: el hijo del cónsul es una gran novela para todos aquellos que son amantes del género histórico. La narración de las batallas alcanza cotas épicas, el autor enfoca la narración desde los puntos de vista de personajes involucrados. Aun así, el autor va más allá. Posteguillo hace gala de un gran conocimiento de la materia narrada. Me refiero al mundo antiguo y las culturas, sus costumbres y formas de vida de los más diversos personajes históricos y ficticios. Detrás de esta novela —tal como el autor detalla— existe una larga lista de libros que sirvieron de documentación.

Solo una advertencia final. La historia de Escipión y Aníbal puede ser conocida y probablemente el lector ya sabe el desenlace de la misma. De todos modos, Africanus: el hijo del cónsul es interesante y cada capítulo no deja de invitar a leer el siguiente. La lectura de una novela no es exclusivamente conocer su final. Por encima de todo, el lector debe deleitarse con el camino que el autor ha trazado desde sus primeras páginas hasta el final.

También, vale la pena resaltar, la novela viene con un anexo gráfico, que ayuda al lector a comprender mejor las principales batallas narradas. Allí, se detalla la formación de las tropas, la topografía y los movimientos tácticos de los ejércitos durante las batallas más destacadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.